Qué son las zeolitas?

Las zeolitas son minerales aluminosilicatos generados en zonas eruptivas del planeta que contienen poros en su estructura mineral. Estos minerales poseen propiedades únicas que son útiles para un sinnúmero de aplicaciones.

 

Debido a su alta capacidad de absorción, se han reportado aplicaciones en diferentes áreas tales como remoción de exceso de metales pesados, remoción de subproductos metabólicos del cuerpo en animales de granja, entrampamiento y remoción de iones cesio radioactivos (ver aquí), y últimamente, como suplemento alimenticio para desintoxicación del cuerpo en humanos. 

La roca de zeolita extraída de un yacimiento se muele y procesa a tamaños de partícula de diferentes tamaños. Las aplicaciones industriales como filtración de agua pueden utilizar zeolitas procesadas a tamaños de varios centímetros o milímetros (arenilla). En cambio, la zeolita utilizada como suplemento alimenticio en animales debe ser procesada a tamaños de 100 micrómetros (polvo).

 

Una aplicación interesante es en la medicina natural humana. Existen publicaciones científicas serias, peer reviewed y en revistas de alto impacto que investigan su uso en desintoxicación del cuerpo humano. Sin embargo, todos estos artículos indican que la clinoptilolita es la única zeolita reconocida como 100% segura para consumo humano, en tamaños de partículas cercanas a las 10 micras.

Figura 1b. Mineral clinoptilolita. Su color varía en función de la composición iónica. En la foto un cristal de clinoptilolita con tonalidad verde pálido. Fuente: wikipedia. 

Cómo funciona la zeolita clinoptilolita?

La zeolita (incluida la clinoptilolita) posee una superficie con carga negativa por lo que, al igual que un imán, atrae a todas aquellas partículas de carga positiva (carga opuesta). Esto le permite atrapar, por medio de un proceso llamado absorción, una gran cantidad de moléculas y átomos en sus poros y superficie (ver Figura 1). Su porosidad le entrega una mayor área superficial y un área protegida para aquellas moléculas atrapadas, por lo que además, su eficiencia de "atrapamiento" es alta. Moléculas como el ión amonio y, en menor medida, el ácido láctico (ambos producidos en exceso por células cancerígenas), pueden ser atrapados y removidos por zeolitas (como lo demuestra este artículo científico). Metales pesados como cobre, plomo y zinc también se adhieren a la clinoptilolita y pueden ser removidos (ver artículo aquí).  En Febrero de 2016 el Colegio Médico de la Región Metropolitana indicó que el agua potable de Santiago de Chile, que abastece al 80% de los santiaguinos, contiene altos índices de hierro, manganeso, cadmio, plomo y molibdeno (link aquí). Todos estos metales poseen carga positiva por lo que pueden ser removidos con zeolita clinoptilolita.

© 2018 por Andes Zeolites